Mi nombre es Sonia y creo que cada día se tiene que vivir como si fuera el último... con una sonrisa disfruto de la vida exprimiendo cada momento, cada abrazo, cada imagen.

 

Los pequeños detalles hacen grandes momentos... y allí es de donde nace mi vocación por la organización de eventos personalizados.

 

Evocar recuerdos y emociones en cada celebración es uno de los placeres de mi profesión.

 

 

 

 Un evento se vive inconscientemente con los 5 sentidos, los  recuerdos sensoriales son los jueces instintivos que deciden si un  evento es inolvidable o no.

 

 Seguro que te ha pasado alguna vez...

 Hueles una fragancia y te teletransportas a un momento concreto  o una imagen te conduce por arte de magia a un lugar...

 

 Así pues, mi misión más importante es la de seducir  sensorialmente a cada uno de los asistentes con una decoración  simple pero llena de emoción, con música que transmita  sensaciones memorables, deleitar el paladar de cada comensal con placeres gastronómicos, ambientar el  momento con aromas suaves y característicos, y finalmente lograr que el invitado deje de ser un mero  espectador y se sumerja en la inolvidable experiencia.

 

 

Porque cada persona es especial y única, es necesario personalizar al máximo cada celebración.

 

Tras una primera cita contigo y de descubrir tus gustos, tu carácter, tu historia... plasmaré tu esencia en cada uno de los rincones de tu día más especial con pequeños detalles que marcarán la diferencia.

 

¿Nos conocemos y me explicas tu sueño?